Palabras raras

Equipo de redaccion

Equipo de redaccion

MISIONEROS DIGITALES

¿Cuál es la palabra más rara que conoces? Medita un momento antes de seguir y elige la palabra más rara que puedas encontrar en tu vocabulario. ¿La tienes? ¡Excelente! ¡Bien hecho! 

Hace algunos días me hicieron la misma pregunta; mi palabra fue “usufructo”, los estudiantes de leyes seguro conocen el significado en su totalidad y practicidad. Sin quedarme satisfecha con ello, hice lo que la mayoría haría: le pregunté a Google. ¿Sabías que el idioma español posee cerca de 300.000 palabras y el hispanohablante común suele usar tan sólo el 0.10% de su totalidad? 

Quiero compartir contigo tres palabras raras del idioma español que tienen un significado intrigante.

  1. Serendipia 

Últimamente se ha estado usando más; se define como un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. Me llama la atención cómo esto podría referirse al hecho de encontrar el amor de Cristo. La Biblia nos dice que nosotros no buscábamos a Dios (Romanos 3:11); de hecho, se nos aclara que nosotros no elegimos a Dios, sino al contrario, Él nos elige por pura gracia (Juan 15:16). El primer capítulo de Efesios nos cuenta cómo Dios nos amó y nos eligió en Cristo para salvarnos y santificarnos sin nosotros tener nada que ver o influir en ninguna manera. No podemos hacer nada más que exaltarle por lo que Él ha hecho (Efesios 1:6), alabarlo por la justicia que recibimos en Cristo (Romanos 3:21-23) y glorificarle con nuestra forma de vivir (1 Corintios 6:20, 10:31). 

  1. Acendrado 

Te aseguro que nunca habías oído esta palabra; te felicito si lo has hecho, eres un lector más entusiasta que la mayoría. Su significado es puro, sin mancha ni defecto. Un cordero acendrado era lo que Dios exigía de Su pueblo en el Antiguo Testamento: Un cordero de un año, sin defecto (Lev. 9:3). En Levíticos, la Biblia narra las leyes específicas de cómo el pueblo de Israel debía desarrollar sus sacrificios ante el Dios portentoso que los había salvado de la esclavitud de Egipto. Mientras el pueblo de Israel se rebelaba en contra de Dios en Moab y renegaban una vez más, Dios los bendecía por medio del profeta Balaam; un profeta extranjero que profetizó sobre el cordero acendrado, puro y brillante cual estrella,  que finalmente redimiría a Israel y al mundo de sus pecados: JESUCRISTO (Números 24:17-19, Juan 1:29-51). Cristo cumpliría la misión de redimir a la humanidad y restaurar la comunión con Dios, como el Sumo sacerdote acendrado y el sacrificio del linaje levita, descendiente de Aarón. 

  1. Nefelibata: 

Nefelibata viene del griego nube y andar, su significado, según la RAE es: “dicho de una persona: soñadora, que no se apercibe de la realidad”. ¿Estás al tanto de la realidad que te rodea? ¿Te das cuenta de que el mundo está, literalmente, muriendo alrededor nuestro? ¿Has considerado que los que murieron no podrán nunca más escuchar de Cristo o arrepentirse de sus pecados, que murieron e irán al infierno por siempre (Hebreos 9:27)? ¿Estás al tanto que es nuestro trabajo como emisarios de Cristo de ir y predicar Su Evangelio a TODA criatura en TODO lugar (Mateo 28:18-20)? ¿Estás haciendo algo al respecto o te contentas con ser un nefelibata e ignorar al mundo que desfallece? 

¿Te defines como un cristiano? Cristo murió por los que le odiaban, amó a sus enemigos y ofrendó Su vida para salvarte a ti (Juan 19: 17-18). Siendo el Rey del Universo, creador y sustentador de todo cuanto existe, se rebajó a ser encapsulado en un cuerpo humano frágil, sufrir y morir por ti (Filipenses 2:6, Romanos 5:10). ¿Te esfuerzas por seguir Sus pasos o cabeceas de sueño con la certeza que eres salvo aunque tu vecino no lo es? ¿Qué hay de tu compañero de trabajo o de estudio, tus familiares? ¿Has sopesado la posibilidad que alguno de ellos pueda morirse y tú nunca le compartiste sobre el Cristo que salva y cura nuestra alma? 

Escrito por Grace Díaz, Misionera por pasión, Ingeniera Química de profesión y voluntaria de Cru El Salvador con Estrategias Digitales.

Imagen

Leave a Comment