Ventajas de utilizar Whatsapp para el discipulado

¿Whatsapp para el discipulado? ¿Recuerdas aquella época donde teníamos solo 50 caracteres por mensaje? ¿Recuerdas cuando te cobraban por la cantidad de caracteres que utilizabamos? Recientemente, vino a mi memoria cuando comencé a escuchar acerca de una app de google play parecida a la del PIN de Blackberry, pero que te dejaba comunicarte con todos; ahí fue cuando descubrí Whatsapp, esa aplicación milagrosa que traía dos grandes promesas: Escribir tanto como quisieras a otro whatsapp y hacerlo a través de internet sin cargos a tu cuenta. Definitivamente, para un estudiante de bajos recursos como yo, que solo tenía el dinero para comprarse un teléfono android sencillo, era algo revolucionario.

A pesar que, durante el 2020, con las nuevas normas de privacidad hubo una fuga masiva de personas, whatsapp sigue siendo una de las aplicaciones de comunicación favoritas en Latinoamérica. Literalmente los mensajes de texto quedaron en el pasado, siendo solo utilizados en la actualidad para recibir mensajes del banco o algún código de verificación de tu número.

Es por ello que hoy te quiero contar algunas ventajas de utilizar whatsapp para tu discipulado:

  1. Es una de las apps con mayor cantidad de usuarios: ¿Cuántas personas conoces que NO usen whatsapp? Sin duda, conozco muchos que usan telegram, pero, también tienen whatsapp. A nivel mundial hay 1.600 millones de usuarios, casi una de cada tres personas usa whatsapp. En el top 10 de países con más porcentaje de usuarios durante el 2020 tenemos a: Argentina (4o Lugar), Colombia (6o lugar), Brasil (7o Lugar) y España (9o lugar). Definitivamente la mayoría de los latinoamericanos usamos whatsapp. Es por ello, que puedo afirmar con propiedad, que es una manera sencilla de comunicarte con tus discípulos, ya que, de seguro la persona que discipulas tiene la app. Una experiencia de mi discipulado con estudiantes es que uno de mis discípulos está discipulando a un joven que está en la cárcel; todo a través de llamadas y mensajes de whatsapp.

  1. Ahorras dinero: ¿Te has preguntado cuántos megas consumen una llamada de whatsapp? Pues esta es la respuesta, solamente 740 Kbs; asi que, si hablas durante una hora vas a haber gastando 44 Mb (esto puede variar dependiendo del tipo de red). Todo esto la hace económica, lo cual se agradece. Además no tienes que pagar una suscripción ni renovar licencia.

  1. Puedes hablar aun con mal internet: ¿Te ha pasado que tienes mal internet e intentas una llamada en zoom y no cae y luego una en whatsapp y si cae? Eso se debe al ancho de banda mínimo requerido para realizar la llamada. Para ponertelo en escala; una llamada de zoom requiere al menos 700 Kbps, una de google meet 400 Kbps, mientras que, una llamada de whatsapp solamente requiere solamente 60 Kbps. Si vives en un lugar con mal internet o tu plan no es tan abultado, podrás tener reuniones de discipulado por medio de una llamada de whatsapp.

  1. Puedes compartir contenidos: Literalmente una app que no tiene la opción de compartir en whatsapp está destinada al fracaso. Desde un plan devocional de Youversion hasta un video la App de la Película de Jesus, puedes estar compartiendo contenido siempre a través whatsapp.

  1. No vas a perder información a menos que deliberadamente la borres: ¿Te ha pasado en una videollamada que alguien anota algo importante, cierran la llamada y pierdes la información? Sin duda eso no te va a ocurrir con whatsapp, muchos tenemos información que se remonta a muchos años y permanecen ahí. Esto te ayudará a tener un registro de tus desafíos y relaciones de discipulado.

A pesar del odio que muchos le manifiestan, whatsapp es una aplicación que trasciende muros, desde zonas rurales hasta cárceles, casi todos en latinoamérica la tienen. Es por ello que te dejo el desafío de ir a la última persona en tus conversaciones y recorras de abajo hacia arriba, ores por ellos y te decidas a compartir la fe. Esto puede cambiar una vida.

Artículo escrito por Gustavo Sánchez Líder de estrategias digitales en Cru Chile